El Arte de tocar Solos

El Arte de tocar Solos

Algunas canciones que seguramente muchos de vosotros habréis escuchado alguna vez por la radio, o tal vez ya seáis conocedores de ello y estén sobre las estanterías de vuestra casa en algún vinilo o CD, están ejecutadas por una sola persona, esas canciones pertenecen al género; monobanda.

 

La monobanda, también conocida como one man/woman band (omb/owb), define al músico que toca varios instrumentos simultáneamente usando boca, manos y pies con la finalidad de recrear el sonido de una banda al completo. El modelo más simple de monobanda es un cantante acompañado de una guitarra acústica y una armónica, seguro que así lo habéis apreciado en muchos músicos callejeros, aunque este modelo es tan habitual hoy en día que no se considera como una monobanda. Los modelos más complicados pueden incluir instrumentos de viento atados al cuello, bombos en la espalda, platillos en las rodillas, panderetas y maracas ligadas a extremidades, incluso una baqueta en la misma mano que rasga las cuerdas de la guitarra, para marcar el ritmo con una caja de percusión. Seguramente proyectaréis en vuestra memoria la maravillosa interpretación de Dick Van Dyke como Mr. Dawes en Mary Poppins (1964). Es decir que cada omb se inventa su propio set de instrumentos y se las apaña para construirlo.

 

Se podría decir que las monobandas más antiguas de la historia se remontan al SXIII, donde algunos músicos se desplazaban con una flauta y un tamboril para entretener al personal. Existen grabados en madera de la Época Isabelina (SXVI-XVII) que muestran personajes con esos instrumentos. El modelo monobanda en su desarrollo a lo largo de la historia tiene varias vertientes y se observa en varios estilos musicales (folk, pop, metal, electrónica), aunque vamos a centrarnos en la historia del Blues y del Rock and Roll.

 

En la década de 1940 muchos músicos empezaron a apañárselas para tocar en solitario, como por ejemplo el actor/clown Benny Dougal que ofrecía sus divertidos shows tocando un pogo cello, llamado coloquialmente palo del diablo, junto a un par de platillos que accionaba con un pedal. Grandes músicos del blues como Daddy Stovepipe, de nombre real Johnny Watson, fueron de los primeros en usar sus pies para llevar el ritmo de la canción utilizando un bombo o unos platillos.

 


Daddy Stovepipe en Maxwell Street 1959.

 

Jesse Fuller (1896-1976) sin embargo, fue el primer exponente moderno de omb al usar múltiples instrumentos. Nacido en Jonesboro, Georgia, conquistó el corazón de mucha gente al interpretar su amplio repertorio de canciones populares y sus actuaciones plagadas de buen rollo. Al emigrar a Hollywood consiguió pequeños papeles en algunas películas, aunque en realidad subsistió gracias al sueldo que ganaba limpiando zapatos en un pequeño puesto que tenía en las calles hollywoodienses. No fue hasta que su canción “San francisco Way Blues” se convirtió en un éxito, que empezó a ganar dinero y a adquirir fama y reconocimiento para actuar en giras y festivales. La fama de Fuller  y su reconocimiento en el mundo monobanda también se debe a su gran invento; el “Footdella” un bajo que funcionaba con pedales accionados por el pie.

 

Al usar su artilugio en diferentes festivales Fuller llamó mucho la atención y otros músicos empezaron a imitarle construyendo sus propios instrumentos. Este fue el caso de la banda hillbilly The Skillet Lickers, que desarrollaron su propio artilugio construido a base de unos engranajes con pedales que les permitía tocar la guitarra, campanas, bajo, violín, arpa y arpa de boca todo a la vez.

 


Fate Norris de los Skillet Lickers y el maravilloso artilugio

 

Otro omb nacido en Oklahoma en el año 1922 es Joe Barrick. Barrick ha creado su banda mecánica para acompañarse a sí mismo con el violín, su instrumento se compone de un mástil de guitarra en una tabla con pedales para poder tocar las notas y la percusión y sus guitarras de dos mástiles son piezas de coleccionista fabricadas por él con cuernos de animal.

 

 

“Existe la banda de un solo hombre en toda su independencia y singularidad, con más dificultad para conseguir la tradición musical, pero persistente en el género. Como categoría de maestría musical que trasciende las fronteras culturales y geográficas, abarca límites estilísticos y desafía las nociones convencionales de la técnica y la instrumentación. Definido simplemente como un solo músico tocando más de un instrumento, al mismo tiempo, es un conjunto limitado solamente por las capacidades mecánicas y la inventiva imaginativa de su creador y a pesar de su estado aislado, generalmente aceptado como una novedad, es un fenómeno identificable con poca continuidad histórica.” Joe Barrick

 


Joe Barrick con su equipo one man band

 

Dos notables omb activos en Memphis en la década de 1950 fueron el Doctor Ross y Joe Hill Louis, tocando la guitarra el bombo y el charles a la vez, uno de los sets más habituales y conocidos.

 

Don Partridge (1941-2010), de origen británico, fue el encargado de inventar el traje de hombre-orquesta compuesto por un bombo en la parte posterior del cuerpo, guitarra y armónica. Famoso y conocido en las calles de Europa, fue el primero en entrar en el Top 10 de la lista de singles del Reino Unido con sus éxitos “Rosie” y “Blue Eyes” en 1968.

 


Don Partridge por las calles de Reino Unido

 

De Reino Unido a Virgina Occidental encontramos a Hasil Adkins (1937-2005) nacido en Boone entre la pobreza y la Gran Depresión del 29, una crisis económica mundial que se prolongó a lo largo de la década de 1930. Siendo el más joven de diez hermanos Adkins no tuvo sus primeros zapatos hasta los 4 o 5 años de edad.  El estilo de Adkins adopta las influencias más puras del Rock and Roll, como omb se acompañaba de su guitarra, bombo, platillo y algunos elementos más de percusión. Su espíritu rebelde quedó  reflejado en todas sus canciones que rasgaba a ritmo de rock and roll, country y blues, un género más conocido como Rockabilly. En sus letras plasmó su gran interés por el pollo, lo podemos comprobar en temas como; “Cooking Chicken”, “Chicken run”, “Chicken hop”, “Chiken walk”, “Chicken wobble” o “Chiken flop” y también por temas como las decapitaciones, las relaciones sexuales, los ovnis, los extraterrestres y demás temas escabrosos.

 


Hasil Adkins en algún lugar

 

Hasta que le descubrieron en la década de los 80 Adkins vivió en la oscuridad y en la escasez, su nuevo éxito le dio un lugar en el sello Norton Records y así pudo continuar con su trabajo y seguir componiendo nuevas canciones. Su formula desgarradora y veloz reinventó el Rockabilly, muchos le consideran el precursor de un nuevo género todavía ausente llamado Pscychobilly, su actitud sobre los escenarios era comparable a la actitud punk inexistente en aquella época, todo un fuera de serie. Adkins Jamás se consideró un virtuoso, más bien decía que su sonido se debía a la porquería de equipo que utilizaba y que sus canciones eran simples esbozos sin terminar, prácticamente improvisados. Es difícil calcular la cantidad de canciones que llegó a componer, Adkins tocaba y componía sin parar y su material no se registró por completo. Siempre anduvo metido en problemas y cumplió alguna que otra condena en la cárcel, entre sus preferencias también estaban los coches y las chicas y su dieta favorita eran los cigarrillos y los licores. El 15 de abril de 2005 Adkins fue atropellado deliberadamente por un chico que conducía un quad, tan sólo 10 días después murió en su casa a consecuencia de las heridas del accidente. “She Said” es uno de sus temas más notables, The Cramps incluyeron una versión en el álbum Smell of Female (1983). Su legado está compuesto por diez álbumes de estudio, cinco recopilatorios y papeles cinematográficos en cinco películas.

 

La presencia de la mujer en mundo monobanda, como en la historia del rock, destaca cada vez más. En la actualidad podemos disfrutar de OWB como Molly Gene, Elli de Mon, Miss Firecracker, Audrey Ryan,  Esmeralda Strange, The Venus Fly Trap, Bang Bang Band Girl, Edith Crash, Trixie Trainwreck, Becky Lee, One Sam Band, etc. Aunque una de las precursoras en el terreno de las féminas fue sin duda Jessie Mae Hemphill (1923-2006).

 


Jessie Mae Hemphill

 

Cantante y compositora de blues, nacida en Senatobia, Mississippi, empezó a tocar la guitarra con tan solo siete años de edad, también tocaba el tambor y el bombo en una banda liderada por su abuelo Sid Hemphill. Esa práctica hizo que al componer sus propios temas Jessie acompañara sus canciones marcando el ritmo con la percusión que hacía con los pies.  Influyente y pionera en su estilo sería una de las primeras cantantes de blues más exitosas de su época. Lamentablemente en 1993 Hemphill sufrió un derrame cerebral que le paralizó el lado izquierdo de su cuerpo, lo que le impidió seguir tocando la guitarra pero no acompañar a su banda con la pandereta. En 2003 creó la Fundación Jessie Mae Hemphill para preservar  y archivar la música afroamericana del norte de Mississippi y proporcionar ayuda y asistencia a los músicos regionales más  necesitados.

 

En la actualidad y con el aumento de los dispositivos electrónicos, las redes sociales y la facilidad para intercambiar información la innovación de los instrumentos tradicionales de los omb/owb es cada vez mayor. En la última década el número de monobandas en Europa ha ido en aumento existiendo actualmente decenas de ellos en algunas ciudades. Anualmente se celebran muchos festivales monobanda en todo el mundo. Mallorca también ha sido escenario de este movimiento viendo nacer en todo su esplendor a Hombre Lobo Internacional, Colega Chungo, Johnny B Bad y Primo Moi Rumba Pum en menos de dos años.

 


Hombre Lobo Internacional

 

Hombre Lobo Internacional es el alter ego de Paul Chaney que en realidad es un one wolfman band. Empezó a tocar en 2014 y es una de las monobandas más activas de Mallorca, ha hecho giras en Italia, Francia y España y a menudo ofrece su Rock&Roll Show en la mayoría de locales de la isla. En su discografía ya cuenta con 5 EPs y un álbum de estudio editado en vinilo bajo el sello Luna Llena Records y los rumores sugieren que pronto grabará un segundo.

 

Después de conocer la historia a uno le entran ganas de agarrar una guitarra y un bombo y montarse su propia monobanda, pues según cuentan  muchos de ellos es mucho más sencillo montárselo uno solo, no hay discusiones de banda, no hay problemas de horarios ni de fechas y además el caché no se reparte. ¿Será cuestión de estar solos? o ¿será aburrido estar en el local sin un compañero al que comentar la jugada?. En cualquier caso la monobanda debe perdurar.