Cuando Totti no me hizo parecer tan viejo

16/03/2017

Cuando Totti no me hizo parecer tan viejo
/
/
/
Cuando Totti no me hizo parecer tan viejo

Al leer el titular en mi momento de desayuno, torpe y lento, paciente para que me atrape cualquier vanidad, reparo en lo emotivo del hecho, que un jugador de fútbol haya jugado en el mismo equipo durante toda su carrera profesional. Francesco Totti “Il Capitano” ha vestido durante 23 años la camiseta de la Roma. Por lo visto es el único jugador del mundo que puede hablar de lealtad a un equipo, aunque a parte de intereses económicos en la mayoría, otros no habrán podido seguir por motivos de  juntas directivas.

 

Pero no quiero enrollarme mucho con este tema, porque la verdad, no tengo ni idea de fútbol. Reconozco que de vez en cuando reviso la clasificación para incluirme en alguna conversación de trabajo o pitillo. No me importa que el compartir un rato con alguien suponga hablar de lo injusto del penalti a Messi o yo que sé.

 

Lo que me fascina del asunto es que Totti es un cuarentón muy bien plantado, pero con pinta de señor. Y al mirar el espejo y compararme con la pantalla, me veo como un jovenzuelo oxidado en los 80, sin prisa por enriquecerse demasiado. Lejos de los focos y de la ansiedad que supone el estrellato o las responsabilidades. Soy un fofisano con mis 39 a punto de cumplir, calvo pero brillante, solo sufro de timidez cuando la chica es demasiado inteligente.

 

En este tiempo de MILF (Mother I Like To Fuck) quiero reivindicar al FILF (al Father), al que sufre la presión de chavales que miran a sus mujeres ochenteras preciosas que han llegado a los 40 de forma brutal, consideradas diosas y ninfas y poseedoras y #absolutasbellasyhermosasunidas que provocan, sin querer, a esos obscenos chavales ávidos de aventuras. Y a mí me llamarán viejo verde.

A
Acerrob Lie Acerrob Lie Acerrob Lie

Artículos recomendados

Cuando tu vida cambia y has de dejar de beber

La solemnidad de los activistas

La revolución tecnológica entre gruñidos y píxeles

[CRÍTICA] 'El Bar', como Alex de la Iglesia por su casa