Cuarenta grados de temperatura (Arroç Brut XXVII)

Cuarenta grados de temperatura (Arroç Brut XXVII)

El rey del Burger king se quita la máscara y sigue teniendo la misma cara

 

Él y Ronald Mc Donald me miran y se ríen a carcajadas mientras comen porcella con las manos

 

Entro en un restaurante y sus risas se funden en la lejanía

 

Pienso en lo mucho que te quiero y no puedo expresarlo

 

Tengo los labios sellados con un injerto de piel y no puedo abrir la boca

 

Un grupo de enanos fuman pipa y murmuran a mi costa

 

Sé que saben cosas de mí y no quiero que las cuenten

 

Me siento en una mesa y todas las personas de las mesas de alrededor me miran fijamente

 

Yo estoy desnudo y ellos también

 

Pasa un búho blanco volando y rompe los chorros de luces de colores que entran por la ventana

 

Un abuelo pelirrojo me señala y se ríe

 

Lo sabe

 

Sabe que te quiero y que tengo que demostrártelo porque no basta con decirlo

 

Porque no puedo decirlo

 

Aparezco en un pasillo del Leroy Merlin. Allí no hay nadie y cojo un taladro. Nadie me dice nada.

 

Lo enchufo y lo enciendo. Y nadie dice nada.

 

Traspaso la piel que sella mi boca. Empujo demasiado y me atravieso la cabeza. Y nadie dice nada

 

Me muero

 

Y despierto

 

A oscuras y sudando

 

Y me doy cuenta que me muero por decirte que te quiero.





Los relatos de Pato Conde

Foto de portada: Marina Cánovas