Disonancias de la comunicación verbal 2.0 (Arroç Brut XXXIII)

Disonancias de la comunicación verbal 2.0 (Arroç Brut XXXIII)

Nota de voz 15:34 hs

 

“Cómo estás?, yo aquí en el súper. Comprando para este fin de semana. Besoooooo”

 

Nota de voz 15:39 hs

 

“Nos vemos este finde? o ya tienes planes?. Dime algo así compro comida para los dos.”

 

Nota de voz 15:51 hs

 

“Ya salí del súper. He comprado bastante comida, así que ya sabes. Va todo bien?”

 

Nota de voz 15:59 hs

 

“Voy conduciendo así que no puedo hablar demasiado. Me acaban de llamar que al final hoy no voy a trabajar. Quieres que vaya a tu casa? Podemos ver una peli o algo. O hacer lo que te apetezca. No sé. Tengo que pasar por casa igual. Dime algo y si no, ya me buscaré otro plan. Beso”

 

Nota de voz 16:23 hs

 

“Ya estoy en casa. Me llamó Cris a ver si vamos al cine. Le dije que le decía cosas más tarde. Dime algo porfa. Desde la mañana que no se nada de tí.”

 

Nota de voz 16:33 hs

 

“Al final me voy al cine. No quiero preocuparme. Hazme una perdida o envíame un wazzap cuando puedas para saber que estás bien. Beso”

 

Nota de voz 17:04 hs

 

“No te entiendo de verdad…”

 

Nota de voz 17:13 hs

 

“Vale, si no quieres que nos veamos más solo tienes que decirmelo. Sabes que podemos hablar y aclararlo. Sé que lo que tenemos no es nada serio pero acabar así. Que mierda no? Por lo menos podrías llamarme.”

 

Nota de voz 17:20 hs

 

“Ya te vale!”

 

Nota de voz 17:23 hs

 

“Muy bien, si es esto lo que quieres por mi bien. Qué te jodan. Te odio. No te atrevas a llamarme. Se acabó. A tomar por culo. Ahhhhhhh!!! Qué rabia das!!! Se acabó. No quiero saber nada de ti. Adios!!!”

 

Usuario Bloqueado

 

Alex se despierta en el sofá con la boca seca y un documental de aves en la tele. La luz del sol que golpeó su cara durante casi dos horas había dado paso a la sombra, húmeda, que le provocó el escalofrío de final de siesta. Levanta su móvil, mira la hora, activa el sonido y abre Whatsapp para revisar los diez mensajes que le han dejado.






Los relatos de Pato Conde

Foto de portada: Marina Cánovas