En el interior (Arroç Brut XXXIV)

En el interior (Arroç Brut XXXIV)

 

 

 

Sí soy fotógrafo.

 

Hablo en imágenes. Lo pone en mi perfil.

 

Con el link a mi porfolio.

 

Debería cambiar mi página web. Está un poco desfasada. Muy 2014.

 

Soy fotógrafo, soy escritor y soy dibujante.

Soy todo lo que quiera porque me lo permiten. Tengo público y trabajo para ellos.

 

Me debo a ellos.

 

O no.

 

Los paisajes me aburren.

 

Los retratos me llenan.

 

Las personas me dan igual. Solo son imágenes. De ellos no, de otros.

 

Me gusta fotografiar personas para que vean como son. Un reflejo.

 

No sé por qué lo hago.

 

No aprenden.

 

Ni siquiera recibo nada a cambio. No debería necesitarlo, ni esperarlo. Pero lo quiero.

 

Acepto encargos. Soy barato. Muy barato. Gratis. Gratuito.

 

En esta sociedad de consumo quiero que consuman lo que hago. Que me consuman.

 

Les obligaría a hacerlo. O quizás se los pediría amablemente.

 

Podría convencerles.

 

O suplicar. Creo que se me da bien. Podría ponerlo en mi perfil, pero queda feo.

 

Para qué todo esto si no?

 

Para qué esforzarse en hacer, si nadie ve nada.

 

Qué podría yo hacer si en realidad estoy vacío?

 

Debería callarme y consumir. Hacerlo porque lo esperan de mí. Y así hacer que la máquina siga funcionando.

 

Dejar de pensar y dejar de existir.

 

Consumir.

 

No saqué la ropa de la lavadora.

 

Debería ir a comprar más. Aprovechar las rebajas. Ah, no, ya terminaron.

 

Bueno, no importa.

 

Diego dice que casi no hay diferencia de precio. Voy a ver si está conectado.

 

“Vamos de compras?”

 

“Prefiero tatuarme”

 

“Oc, compro tinta y voy”

 

“Ahora?”

 

“Sí, cuándo sino?

 

“Comemos en el Burger y lo hablamos”

 

“Comemos y aprovechamos para comprar ropa”

 

“Qué quieres comprar?”

 

“No sé, más que nada aprovechar que estamos ahí”

 

“Ok <3”

 

“<3”

 

Odio facebook. Mucho mejor insta.

 

La verdad que no tengo ganas de ir. Me iría a hacer fotos.

 

Pero no hay nada que fotografiar. Ya está todo hecho.

 

Agotamos las imágenes.

 

Las hicimos todas.

 

 

 

Los relatos de Pato Conde

Foto de portada: Marina Cánovas