/
/
/
Enriqueta Llorca o Escafi y Fosca

Antonio Carbonell Baranda - 12/07/2016

Enriqueta Llorca o Escafi y Fosca

Con una tenacidad desbordante, alguien que es capaz de autorretratarse enmascarada y acompañada de una lazarillo, arrancando terrenos y amontonando todos esos bártulos que nos pasan desapercibidos en la vorágine más fácil del día a día, transita a diario por los barrios de Palma frunciendo el ceño si hiciera falta, para matizar una fachada, para redondear un paisaje y llevarlo a menos tintas y mostrarlo más edificante. Siempre juntas, Escafi y Fosca y todos los lápices de colores del mundo.

 

 

¿Por qué la escafandra como símbolo?

 

Creé mi personaje de Escafi hace ya 8 años. En un principio fue un dibujo de desfogue, nada más. Me imagino que el día que se me ocurrió la idea de dibujarla estaba intentando poner algo de orden en mi cabeza. Me dibujé a mí misma (esta vez de forma consciente), y también a Fosca (mi perra). En ese primer dibujo las dos montábamos en un monociclo muy cutre y rodábamos así por la vida, pisando un terreno que yo imaginé muy pantanoso. Con la distancia veo que ese camino tenía muchas menos espinas. Ahí ya me coloqué la escafandra. Esa escafandra era mi casco, la protección necesaria ante cualquier testarazo. Pero también subrayaba algo que es característico en mí: el pudor. Un pudor que se transforma en orgullo cuando la vergüenza es ante el posible fracaso. Y seguramente ese fue el detonante: el miedo. Poco a poco el personaje fue creciendo. Me inventé una travesía cargada de obstáculos, puteé mucho a Escafi y empoderé a Fosca, mi perra guardiana y lazarillo.

 

 

Esos dibujos (ahora los tengo un poco olvidados aún teniendo un guión y story board cerrados) los hice en un momento contradictorio. Por un lado me sentía muy feliz por haber vuelto a Mallorca (tras seis prolíficos años en Bcn) y estar de nuevo junto a mi familia, pero por otro, decepcionada porque me encontré con una realidad laboral que se alejaba por completo de mis expectativas iniciales. Eso se tradujo en 8 años trabajando a media jornada en una perfumería de lunes a sábado y fiestas de guardar y sin apenas vacaciones mientras iba realizando algunos encargos. Los dibujos de Escafi me sirvieron para no agarrotarme ni embrutecerme. En ese sentido coger el lápiz y “colocarme” la escafandra hacían mi día a día más llevadero.

 

 

Hay una especie de misticismo de soledad en tu trabajo. El personaje siempre huye, pero se lleva consigo algún elemento....

 

Me gusta que repares en eso, me parece bonito. Esa sensación de soledad supongo que se corresponde con la forma en la que defino el entorno en el que se mueven los personajes. Hay mar, hay tierra, hay algo de vegetación, pero todo es inconcreto. Estamos sólo Fosca y yo (Escafi). Y aunque se supone, por los objetos desperdigados que va encontrándose Escafi en su camino y que recoge en la medida que los considera útiles, que alguien antes debió habitar esos parajes, la verdad es que no hay muchas cosas con las que entretenerse. Todo es contemplativo, extático. Y luego hay un enigmático personaje que es como el santo grial. Escafi caerá rendida a sus pies.

 

Cuéntame el proyecto Serra de Tramuntana Mallorca

 

El libro “Serra de Tramuntana de Mallorca” al que entre nosotros llamábamos simplemente el libro del Arxiduc, fue un proyecto estupendamente coordinado por Juan Roig y en el que participamos dieciséis ilustradores de Mallorca. Uno de esos proyectos que son peritas en dulce y que muy de tanto en cuando, surgen. A cada ilustrador se nos asignó una localización, localización que se correspondía con el recorrido que el Arxiduc plasmó en su Die Balearen. Nuestra tarea era sencilla, revisarlo de manera personal pero subrayando la importancia del lugar. Participé en el libro sin ser miembro del Clúster y hacerlo supuso mi adhesión. A la mitad de los ilustradores que participaban no los conocía personalmente, aunque sí sus trabajos. Ese libro es el primer proyecto delGeneral Clúster”, sello editorial del Clúster de Còmic i Nous Mèdia. Podría decir que ahora estamos trabajando en su continuación.

 

 

¿Qué es Clúster de Cómic i Nous Mèdia de Mallorca?

 

El Clúster de Còmic i Nous Mèdia es como una asociación de vecinos sobre todo bien avenidos. Los componentes compartimos la sal y también la falta de agua. Hay dibujantes de cómic ,y ahora también ilustradores -entre los que me encuentro yo-, gente que trabaja con otros soportes como es la animación y también editores. Dentro de esta asociación también destaca la importante labor que hacen los libreros/divulgadores, como la estupendísima Neus Morey (Norma Còmics) o Jaume Albertí (Gotham Còmics).

 

¿Cómo ves nuestra sociedad actual?

 

Muy crispada a la vez que en un sueño muy profundo.

 

 

Cómo mola ser madre artista

 

No sé si mola ser madre artista. La única diferencia que encuentro respecto antes de tener conmigo a Germán es que ahora tengo mucho menos tiempo para darle forma a mis ideas. A la hora de abordar proyectos personales se me van las ganas fácilmente. Sin embargo gestiono mejor los tiempos para los encargos. Siempre he sido muy dispersa y aunque me exijo mucho, también me canso muy rápido. Tengo muchos proyectos abandonados en la recta final. Con Germán en mi vida, el cuerpo me pide unas horas de descanso que no le doy, y eso se traduce en que no siempre me apetece dibujar.

 

¿Qué educación le das a tus hijos?

 

Germán tiene tres años. No estoy obsesionada en darle una educación enfocada en una dirección concreta. Irá al colegio que hay en nuestro barrio, que además de que me parece que está muy bien, es accesible en todos los sentidos. No me importa demasiado que sepa o no cultivar un huerto y tampoco me preocupa que el día de mañana decida o no rezarle el rosario a la virgen. Claro que me gustaría que fuese feliz en todo lo que hace, por supuesto, pero me temo que eso de la felicidad es labor de labranza de cada uno. Parece que tiene cualidades para la música, pero ya se verá. Lo que está claro es que le pirran los instrumentos. En casa no hay juguetes porque sólo hay espacio para trompetas, saxos, baterías, xilófonos, castañuelas... Todo cosa suya. Menos mal que los vecinos están para sonotone y no se lo ponen. Ja, ja, ja.

 

 

¿Qué proyectos tienes entre manos?

 

Ahora mismo me estreno con dos historietas de cómic. En eso estoy trabajando. También estoy preparando unas ilustraciones para ese libro que de alguna manera será la continuidad del “Serra de Tramuntana”.

 

¿Qué artistas te molan?

 

Devoro todo lo que hace Daniel Clowes. También me gustan mucho Charles Burns, Robert Crumb y la psicodelia de Jim Woodring. El trabajo que realizó Andrés Rábago en los 70 y 80 bajo el seudónimo de OPS me chifla. La obra de César Fernández Arias me parece bellísima. El estilo más expresionista de Gary Panter o Lluís Juncosa, me noquea y me atrae a partes iguales. Pere Joan y Micharmut, de estilo alambicado y luminoso me conmueven mucho.

 

 

Libro

(mejor tres)

El quinto en discordia. Robertson Davies.

Misterios. Knut Hamsum.

Pregúntale al polvo. John Fante.

 

Peli

Bagdad Café. Percy Adlon.

 

Canción

Would?. Alice in chains.

 

 

 

Sigue su BLOG

 

 

 

"

Publicaciones Similares
01/02/2017
Javier Olivares, reiniciando el tiempo
15/09/2019
Entrevista a Johan Mila (Deep House XIV)
07/11/2016
Juga presenta su nuevo disco Maururu con raíces Rapa Nui
29/11/2016
Chirri Kebab Motherfuckers, Menú fin de semana