/
/
/
Gracia de Juan. Strong is the new beauty

Antonio Carbonell Baranda - 15/04/2016

Gracia de Juan. Strong is the new beauty

Gracia de Juan cursó su último año de bellas Artes en Italia. Más concretamente en Florencia, bajo la mirada de toda esa cultura antigua y renacida para la adoración de los mortales. Al acabar sus estudios se quedó currando en una escuela de arte norteamericana, como maestra de taller. Posteriormente se introdujo en el mundo de la estampación con el gran maestro Pistelli, del que aprendió muchísimo. Después se atrevió a pasar al otro lado del telón y se metió en un curso de gestión cultural, en donde aprendería los entresijos de la generación de eventos o el trato con el espectador, figurando en ese aprendizaje la postura más rigurosa ante la visión artística. “…Aunque tienes un conflicto entre tú como creadora y tú como gestora, detrás de un mostrador trabajando para otro artista…”. Eso le dio la parte vital para enlazar esa convivencia de ideas. Imprescindible , considera, para sentirte pleno y autosuficiente. “…Una galería es un lugar muy enigmático, tanto para el artista como para el espectador…”. Trabajó durante 8 meses en la Bienal de Venecia, como asistente de comunicación para el Gobierno de Andorra, representando a 2 artistas.

 

Al volver a Mallorca se reencuentra con su hermana, que también regresaba de una larga estancia en Madrid. Al volver a vivir juntas, sienten la necesidad de la responsabilidad social de mostrar a la mujer que pinta graffiti. Esta no es una historia que surja de repente. Su involucración en la cultura urbana y más exactamente en el mundo del graffiti les viene de bien pequeñas. A los 16 años se agarraron a los botes de spray. Vivían la cultura del hip hop plenamente. Junto a su hermana formó la Crew NO LOVE y pintaban con colores fosforitos, tan de moda ahora. Sus primeros graffiti fueron en el Torrente de la Riera y en la zona del Macro. Recuerda que les han tapado muchos graffiti y eso no ha hecho más que motivarlas a seguir con sus piezas. En ese momento se dio cuenta de la rabia que puede provocar que una mujer escriba como le de la gana y además molen sus piezas.

 

 

Nos cuenta que “…lo que tiene la esencia del graffiti es que es libre. Hay muchos códigos y unas reglas internas. YOU AGAINST THE CITY. Existe una especie de competición. Cuanto más grande, más alto y más ilegal, mejor. Unos lo verán como vandalismo y otros como muralismo o intervencionismo…”. Ella se ha engorilado más de una vez. Esa satisfacción de la adrenalina de salir y hacer suya la ciudad.

 

Considera que el arte que está en la calle y es de valor público, está expuesto a la intervención. “…El espacio público es un espacio neutro. Es direfente si está metido en un museo para su observación, entonces se crea otro diálogo con el espectador quizás más pasivo. Si está en la calle, la gente lo toca, o sencillamente le firma encima. Cuantas cosas nos invaden nuestro espacio. La publicidad, normas…”.

 

Toda esta vorágine de sprays le lleva a replantearse la idea de una nueva vía de acercamiento del graffiti a la gente. Quiere que la sociedad lo vea como un movimiento artístico o de denuncia social, no delictivo. Después de participar en Barcelona en un acto de arte urbano y femenino, se le enciende la bombilla. Junto a su hermana Fátima de Juan y la comisaria Magda Albis, ponen en marcha el proyecto GRRRFFITI. En menos de un mes organizan y gestionan un evento que trata de dar visibilidad a las mujeres de la escena underground. Celebrado en diferentes spots de la ciudad: Plaza Gomila, el Centro Cultural Casa Planas y Maraca Club. Participaron mujeres de diferentes disciplinas, mujeres con actitud, bandas solo de chicas, fotógrafas, fanzineras. Además se proyectó el documental I’M SORRY MAMA que muestra el lado más radical de la escena del graffiti barcelonés realizado por mujeres. Tras el éxito del evento, quieren preparar próximos proyectos contando con la participación de mujeres de fuera de la isla.

 

 

Foto Mikel Elejondo

 

Todo este acercamiento le llevó a ponerse en contacto con el ayuntamiento de Palma para solicitar la ocupación del espacio público e intervenir en una pared en la zona de Gomila. Lugar emblemático de la escena alternativa de la noche palmesana. Participó en la el Día de la Mujer, colabora habitualmente con Palma Jove y quiere poner su trabajo al servicio de los demás. Por lo cual organizará talleres sobre arte urbano. Sin olvidar sus proyectos con su Crew Tropikal Warriors, junto a Xena y Ovas.

 

Con todos estos proyectos a sus espaldas, todavía tiene tiempo de dedicar unas cuantas horas a sus trabajos más intimistas, más personales. Acaba de finalizar una residencia en el CAC Ses Voltes, teniendo de vecino de estudio al pintor mallorquín Alberto Vergés. El trabajo que ha realizado sobre planchas de metacrilato. Está basado en el tarot y con la ayuda de un proyector lanza esas imágenes a la pared, creando un ambiente oscuro y místico.

 

Además desde hace una semana se puede ver una de sus obras en el balcón del estudio del pintor mallorquín Lluís Fuster. Este artista ha cedido su balcón para que cada mes, un artista diferente ocupe ese espacio que da a la calle, cerca de Cort. Gracia nos cuenta sobre su pieza, “…es como una manera de modernizar este tipo de virtudes, de empoderarlas y decir, ¿qué es lo que pasa, que la mujer siempre está fragmentada?. La diosa Freia o la guerrera no podía ser madre, la que era madre no podía tener sexo y la que tenía sexo no podía tener virtuosidades. Aquí están representada a través del autorretrato, la sabia, la guerrera, la loca, la ermitaña. Las 4 somos toda. Son la misma mujer. Son 4 mujeres ancestrales que encarnan el futuro…”.

 

 

 

Gracia de Juan con Tony Carbonell

 

Foto portada de Mikel Elejondo

 

 

Publicaciones Similares
14/12/2017
Entrevista a SP1DER (Deep House VI)
25/09/2015
[VIDEO] Entrevista H1000VM
12/07/2016
Enriqueta Llorca o Escafi y Fosca
02/01/2016
EZEQUIEL CÁNOVAS