Hace dos años apareció un ángel en mi vida

Hace dos años apareció un ángel en mi vida

Hace dos años apareció un ángel en mi vida. El Universo me lo puso ahí delante, para mí, como un regalo de Navidad, y vino a cambiarme la vida. Y yo me dejé. Hace año y pico que mi vida ha dado un giro bestial. Puedo decir que soy muy feliz, los que me rodean lo saben.  Lo único que he hecho para conseguirlo es seguir los pasos que me indica mi ángel y atreverme a hacer lo que quiero hacer. Unos pasos con los que ahora quiero cambiar el mundo, pero como mi ángel siempre dice "no te agotes en intentarlo, hay gente que todavía no está preparada para cambiar, y tienes que respetarlo". Y desde entonces me cuesta ver cómo la gente se hace daño sin darse cuenta de que la solución es tan fácil.

 

Pero en cualquier caso os quiero hablar de mí, de cómo mi ángel lleva rebuscando un año y medio en mi mente para ponerme delante mis miedos, me ha enseñado de dónde vienen y ahora sé cómo tengo que acabar con ellos. Es increíble cómo nos tiramos una vida entera haciendo cosas que no nos hacen felices pudiendo no hacerlas. Conozco mucha gente que no se cae bien a sí misma, gente que tiene actitudes que ellos mismos no soportan en otras personas, que si les presentaran una noche de copas a su clon, se odiarían... enserio, ES TAN FÁCIL CAMBIAR ESO, dejar de ser quien no quieres ser.

 

Mi ángel me ha enseñado a conocerme mejor a mí misma y, sobre todo, a hacer las cosas desde el amor. Parece un tópico, pero os prometo que es así, no hay otra manera de ser feliz. He aprendido que la única forma de hacer las cosas bien es mirando a los ojos y hablando desde mi corazón y no desde mi ego. Porque TODOS tenemos ego. "Julia, nadie puede enfadarse contigo si dices las cosas con amor".

 

Ni más ni menos, desde entonces todo ha ido a mejor. He aprendido a no callarme lo que siento, que todo lo que te callas te devora por dentro. Qué gran verdad... me he dado cuenta de que la mayoría de problemas que tiene la gente que me rodea son problemas de comunicación. Ojalá todos habláramos más con el corazón...  No te reprimas si te apetece regalar un abrazo o un "te echo de menos". Deja de pensar en lo que pensará la otra persona, si lo sientes HAZLO. "Deja de echarle la culpa al otro de lo que te está haciendo, porque si te lo hace es porque tú lo estás permitiendo". Si algo o alguien no te hace feliz, es tan fácil cómo alejarte de ello. He aprendido que si pienso bonito, atraigo cosas bonitas.  Mi ángel me ha enseñado a dejar de asumir responsabilidades que no son mías, a dejar de sentirme culpable por cosas que no me conciernen. Estoy aprendiendo a liberarme. Estoy aprendiendo a diferenciar cuando hablo yo de cuando habla "mi yo del pasado" con todos sus miedos, que ya no existen, son un producto de mi cabeza.

 

 

Una de las cosas más bonitas para mí ha sido darme cuenta de que los malos no son tan malos, los malos "son personas con un lastre con el que no saben lidiar tan bien como tú, y hay que entenderles y darles amor porque lo necesitan". Si das amor, recibes amor. He aprendido a tragarme la rabia y convertirla en amor. Y sigo aprendiéndolo cada día, porque cuesta. Joder si cuesta. Pero cuando lo conseguí por primera vez, todo empezó a cambiar a mi alrededor de una forma espectacular...  Estoy aprendiendo a despedirme sin miedo. Despedirte siempre supone el comienzo de algo. He aprendido que está bien no estar bien, que está bien llorar, tener miedo, no pasa nada si estás triste o si hoy no es tu día o si éste no ha sido tu año. NO PASA NADA, "todo está bien", es parte del juego. "Permítete el lujo de encerrarte a llorar cuando lo necesites, tienes derecho". He aprendido que darme cuenta de que "esto no me hace feliz" es el primer paso para ser feliz. "Proyecta en tu mente lo que quieres ser. ¿Qué es lo primero que tienes que hacer para conseguirlo?. Pues hazlo" y así ha sido.

 

Y aquí estoy, con los ojos empañados acordándome de cómo era mi vida hace año y medio y de cómo es ahora. Muerta de ganas de cambiarle la vida a la gente a la que amo y que no es feliz, ahora que sé que se puede cambiar. "Quieta Julia, que te he dicho que no todo el mundo está preparado, déjales vivir su momento de aprendizaje". Es verdad, perdona.  Muerta de ganas de mejorar cada día y de seguir venciendo mis fantasmas y mis problemas, porque siguen habiendo problemas. "Hemos venido a aprender, todos los problemas que te encuentras están ahí porque tienes que aprender algo que no has aprendido. Es como cuando repites curso".  Y desde entonces miro los problemas con otra cara, ya no me da miedo equivocarme, pido perdón todas las veces que siento que debo hacerlo. Nunca dejaremos de equivocarnos, de aprender. "Y no pasa nada, todo está bien". Desde entonces no hay día que no le dé las gracias al Universo, o a lo que sea que está ahí, llámalo como quieras. "Cambia todo lo que no te gusta de ti, has venido a este mundo para hacer todos los cambios que necesites, no pasa nada".

 

Y es verdad, cuando estés muerto no podrás hacerlo. La única forma de ser feliz es querer serlo y ESTAR DISPUESTO A HACERLO.  Saber tragarte el orgullo y pedir ayuda si lo necesitas, es muy importante. Mi ángel es rubio, tiene nombre de mujer y su trabajo es hacer felices a las personas. Siempre me dice "Julia, yo no te he cambiado, te has cambiado tú sola, yo sólo te he dado las herramientas para hacerlo". Yo sólo te pido a ti que estás leyendo esto, a ti que eres un ser humano maravilloso: AMA Y LUCHA POR CAMBIAR todo lo que te hace infeliz porque nunca es tarde para encontrarte a ti mismo.

 

Año nuevo... vida nueva.

 

Feliz Navidad mis amores.

 

"