Concha Méndez: Las Sin Sombrero (X)

Concha Méndez: Las Sin Sombrero (X)

Nació en Madrid el 27 de julio de 1898, en una familia adinerada, recibió educación en un colegio francés, algo que se hace notar en sus primeros versos. Fue aficionada a los deportes, destacó en gimnasia y también en natación. En esta disciplina incluso llegó a ganar algún campeonato.

 

Pasaba los veranos en familia en San Sebastián, donde en 1919 conoce a Luis Buñuel, con quien mantuvo una relación de noviazgo de siete años. En estos años, Concha, que era amiga de otra mujer Sinsombrero, Maruja Mallo, se relacionó con Luis Cernuda, Rafael Alberti y Federico García Lorca.

 

En 1926 publica ‘Inquietudes’, dos años más tarde ‘Surtidor’, y en 1930 ‘Canciones de mar y tierra’, Se aprecia la gran influencia de Maruja Mallo en estas tres primeras obras.

 

 

Abandonó la casa paterna a muy temprana edad, e inició así un periplo que le llevó hasta Londres, Montevideo y Buenos Aires. Fue en esta última ciudad donde contactó con Guillermo de Torre, escritor y crítico que dirigía la sección de letras del diario "La Nación", donde comenzó a publicar un poema por semana.

 

Durante su regreso a España frecuenta las tertulias del café Granja El Henar, y es aquí donde Federico García Lorca le presenta a Manuel Altolaguirre, un impresor malagueño con quien se casó un año más tarde. Juntos crearon la imprenta "La Verónica", y comenzaron a editar la revista Héroe, donde se publican obras de Juan Ramón Jiménez, Unamuno, Pedro Salinas y Guillén.

 

 

Se interesó por el teatro infantil y el cine, pero no lanzó nada relacionado con estos géneros.

 

En 1932 publica ‘Vida a vida’, en 1936 ‘Niño y sombras’, y en 1939 ‘Lluvias enlazadas’ todos ellos con un poesía de tendencia vanguardista.

 

Entre 1933 y 1935 reside en Londres, donde pierde a su primer hijo. Esta experiencia se ve reflejada en su obra, ‘Niño y Sombra’, además del nacimiento de su hija Paloma en 1935.

 

 

Junto a su marido contribuye a la impresión y difusión de la obra de la Generación del 27, editando colecciones y poesías en revistas como "Poesía", "1616" (el nombre de esta última es un homenaje al año de la muerte de Shakespeare y Cervantes), además de "Caballo verde para la poesía", que dirigió Pablo Neruda.

 

Regresa con su marido e hija a España en 1935. Al estallar la Guerra Civil se decantan por la Republica, pero Concha y su hija pronto abandonan el país, mientras su marido decide quedarse.

 

Vivió en Inglaterra, Bélgica y Francia, para regresar más tarde a Barcelona y reunirse con su marido y comenzar el exilio.

 

 

Se traslada hasta París, donde los recibe Paul Éluard, y más tarde a La Habana. Ahí permanecen hasta 1943, coincidiendo con otros muchos exiliados.

 

En Cuba establecieron otra imprenta a la que llamaron del mismo modo que la fundada en España. Con ella publicaron una colección poética a la llamaron ‘El ciervo herido’, entre los años 1939 y 1943.

 

En 1944 se marchan a México, allí será abandonada por su marido, tras conocer este a la cubana Luisa Gomez Mena, con quien falleció años más tarde en un accidente de avión regresando del Festival de cine de San Sebastián.

 

 

Concha continuó publicando poemas, en "Hora de España" donde publicó su prólogo ‘El solitario (Nacimiento)’ en 1938, las dos entregas siguientes se publicaron en La Habana en 1941, y en México en 1945, un drama poético en tres actos.

 

En 1944 publicó ‘Villancicos de Navidad’ y ‘Sombras y sueños’. Desde entonces deja de publicar, salvo por la edición de una Antología Poética durante 1976, y cuando aparece su último libro, titulado ‘Vida o Río’, en 1979.

 

Nunca regresó a España después de su exilio, salvo por un viaje a Madrid en 1966, tras el cual volvió a residir en México hasta su fallecimiento el 7 de diciembre de 1986.