Reportajes María Teresa León: Las Sin Sombrero (VI)

María Teresa León: Las Sin Sombrero (VI)

Sinsombrero hija del coronel del ejército Angel León y de Olivia Goyri, sobrina de María Goyri,  esposa de Ramón Menéndez Pidal. En su educación influyeron mucho sus tíos, sobre todo su tía María, una de las primeras mujeres en obtener un doctorado en España.

 

La infancia de María Teresa transcurre entre Madrid, Barcelona y Burgos. Estudió en la Institución Libre de Enseñanza y se licenció en Filosofía y Letras, a pesar de perder el interés por los estudios a los catorce años de edad. Fue expulsada del colegio de monjas y acusada por sus compañeras de leer "libros poco eficientes".

 

 

Contrajo matrimonio teniendo tan solo diecisiete años con Gonzalo de Sebastián Alfaro, y de esta unión nacieron dos hijos.

 

Publicó en el diario de Burgos bajo el seudónimo de Isabel de Inghirami, aunque tiempo más tarde lo haría con su propio nombre. En 1928 viaja hasta Argentina y al año siguiente publicaría sus primeras obras ‘Cuentos para soñar’ y ‘La bella del mal amor’.

 

En 1929 conoce a Rafael Alberti, rompe su matrimonio para marcharse con él a Mallorca, y en 1932 contraen matrimonio por lo civil. En su tercer libro ‘Rosa Fría’, una colección de cuentos, Alberti colabora con sus ilustraciones.

 

 

La Junta para la Ampliación de Estudios le concede a María Teresa una pensión para que estudiara el movimiento teatral europeo. Así comienzan su periplo europeo por Berlín, la Unión Soviética, Dinamarca, Noruega, Bélgica y Holanda. Esta experiencia se refleja en los artículos que publica en El Heraldo de Madrid durante el año 1933.

 

En 1934 participan en el Primer Congreso de Escritores Soviéticos donde conocen a Máximo Gorki y André Malraux. La revolución de Asturias de 1934 les lleva a viajar hasta Estados Unidos con el objetivo de recaudar fondos para los obreros damnificados.

 

Durante la Guerra Civil se instalan en Madrid, donde María Teresa ejerce el cargo de Secretaria de la Alianza de Escritores Antifascistas, además fundan la revista "El mono azul".

 

 

Reflejará sus vivencias en el Madrid de la Guerra Civil en sus obras ‘Contra viento y marea’ y ‘Juego limpio’, esta última con tintes autobiográficos muy duros y dramáticos, narrando el día a día de un grupo de actores.

 

Más adelante fue nombrada subdirectora del Consejo Central del Teatro. Creó la Asociación de Escritores Antifascistas para proteger las obras de arte, después de que su propia casa fuese requisada por los anarquistas. A raíz de esta asociación nacerá la Junta de Incautación y Protección de Patrimonio Artístico, que se encargaría del traslado de los fondos artísticos del Museo del Prado y del Monasterio del Escorial hasta Valencia.

 

 

Entre las obras enviadas a Valencia se encontraban, además de 181 dibujos, ‘Las Meninas’ y el retrato del ‘Conde-Duque de Olivares’ a caballo, aunque este último llegaría con importantes daños por un embalaje inapropiado. Rafael Alberti escribiría su obra ‘Noche de guerra en el Museo del Prado’ basándose en este hecho.

 

María Teresa participaría en el II Congreso de Escritores Revolucionaros en 1937 que se celebró en Madrid y Valencia.

 

Fue responsable de "El Teatro de Arte" y posteriormente de "Las Guerrillas del Teatro", puso en marcha diversas empresas a teatrales. Trabajó como dramaturga, como directora de escena e incluso como actriz.

 

Codirigió ‘Títeres de Cachiporra’ de Federico García Lorca y ‘La cacatúa verde’ de Arthur Schinitzler, dirigió ‘La tragedia optimista’ y participó como actriz en la versión de ‘Numancia’ que realizó Rafael Alberti.

 

 

Al final de la guerra, con la derrota republicana, tuvieron que exiliarse. Primero a Francia donde vivirían hasta 1940, realizaron traducciones para la radio francesa y trabajaron como locutores para las emisiones de América Latina. Posteriormente, se trasladaron hasta Argentina donde permanecieron veintitrés años y donde nacería su hija Aitana. Algunos autores consideran que fue allí donde alcanzó la madurez de su prosa.

 

En 1963 establecieron su residencia en Roma, donde perfila su obra ‘Memoria de Melancolía’. Junto a Alberti iniciará de nuevo una serie de viajes por Europa y llegan por primera vez hasta China.

 

En 1977 el matrimonio regresa a España, pero María Teresa llega enferma de Alzheimer, por lo que Alberti la ingresa en un sanatorio, donde falleció el 13 de diciembre de 1988.