Los Agujeros Oscuros y el Multiverso Metavivo

Los Agujeros Oscuros y el Multiverso Metavivo

Se acaba de detectar un agujero oscuro supermasivo vagando por el espacio intergaláctico y tragándose todo a su paso. No debería estar ahí. Parece que salió expelido de su lugar natural, el centro de una galaxia, por las ondas gravitacionales que se generan en la fusión de dos de estos descomunales "destructores estelares".

 

Pero no teman, todo lo que entra en un agujero oscuro acaba saliendo. Por eso no son tan negros, aunque siguen siendo oscuros, no por la oscuridad sino por la curiosidad que alimenta el no saber que son, igual que no sabemos que son la energía y la materia oscura, exactamente.

 

Todo ese "cajón desastre" donde metemos todos esos objetos oscuros y objeto del oscuro objeto del deseo, sabemos que están ahí por los efectos cosmológicos que producen, es decir, los hemos detectado indirectamente porque tienen unas propiedades que hemos constatado observacionalmente, aunque no experimentalmente. Teneismo existencial al constatar, al menos, una propiedad.

 

De hecho los agujeros oscuros tienen un envoltorio muy brillante y que no se suele mostrar al gran público. Debe ser que vende mucho más el mostrarlos como "leviatanes cósmicos" que no dejan, siquiera, ni un reguero de muerte a su paso. El "lado oscuro" siempre fue más atractivo, más fácil, pero no más poderoso.

 

Habrán escuchado que nada escapa a estos "enormes dragones tragones", ni siquiera la luz. Pues bien, sí que podría haber algo que escapara de las garras de ellos: las partículas subatómicas que forman la llamada "radiación de Hawking", según predice la mecánica cuántica. Es un fenómeno complejo, postulado por el genio y superviviente Stephen Hawking. Quizás para explicar en otro momento, pero la consecuencia es que, a la larga, se evaporaría el agujero oscuro.

 

Por si fuera poco, a todos ellos les rodea un horizonte de sucesos (el punto de no retorno para cualquiera que caiga en uno de estos) y, a éstos les envuelve un "anillo de luz", que además es característico de cada agujero oscuro. Vamos, que tienen personalidad y todo! Es una nueva propiedad, que también ha sido predicha por Stephen Hawking. Así que lo que se contonea entorno a los mal llamados agujeros negros, no solo no es negro sino que, encima, brilla en la oscuridad.

 

La entrevista a uno de sus colaboradores explica este nuevo descubrimiento y como casa con cálculos anteriores de la gravedad cuántica e incluso con la teoría de cuerdas. Sería mucha casualidad que por diferentes vías se llegaran a las mismas conclusiones. Pero lo importante de este descubrimiento es la impronta de la gravedad en el disco de luz tridimensional que delinea el horizonte de sucesos. El enorme "peso" gravitatorio aplasta y aplana la superficie de esa área fotónica alabeada hasta extremos ultraplanos de forma curvada.

 

En posts anteriores de Mecánica de la Naturaleza ya presenté el Universo Ultraplano (UU), con un paper firmado por Vilenkin, que también trataba sobre los agujeros oscuros. Los proponía como un claro ejemplo del concepto de planitud provocado por la propia Naturaleza expansiva a escala cosmológica y atractiva a escala galáctica de este Universo. Ese horizonte de sucesos se expande a la velocidad de luz. Una esfera de luz lo contornea y el principio de mínima superficie genera el efecto "pompa de jabón". El espesor de las paredes lumínicas de esa cáscara electromagnética disminuye al cuadrado de la expansión del interior. Cuanto mayor el radio mayor la anorexia de esa piel luminosa.

 

 

Por otro lado, un agujero oscuro "traga" energía en cantidades gigantescas y, aparentemente, hay una desaparición existencial en esa singularidad espacio-temporal que, teóricamente, se produce en su interior. Evidentemente la energía debe conservarse y la información impresa en ella también. Aquí es donde ese halo brillante y curvado parece dar la solución a la paradoja de la información. O al menos así lo proponen sus autores. Esa paradoja daría para otro post, pero como toda paradoja es producto de nuestra ignorancia y será superada por la ciencia.

 

Puede que ese pelo dorado que adorna el horizonte de sucesos sea la clave de la cuestión. Esa aúrea melena que realza el rostro del agujero oscuro está hecha de fotones y gravitones "suaves", es decir, que no añaden energía al sistema, pero cambian su estado cuántico. Atrapan la información de lo que, supuestamente, hay en el interior de ese "Mundo Oscuro". Por lo tanto no hay pérdida de información y la paradoja se desvanece. Sin embargo, ¿qué pasa con la energía?. Debido a esa luminosa y rubia cabellera, al estar formada por fotones y gravitones "sedosos" no se añade más energía. Luego la energía se conserva, lo cual implica que no aumenta de volumen el horizonte de sucesos, pero sí se expande en superficie.

 

Aquí tenemos una nueva comprobación de como el postulado UU (Universo Ultraplano) funciona a la perfección en la frontera de un agujero oscuro para explicar la famosa paradoja de la pérdida de información. ¿Por qué toda esta disertación, simplificada y simplista, de posibles y complicados efectos cósmicos producidos entorno a los agujeros oscuros y a partir de una oveja negra que vaga sola por el vacío interestelar?. La respuesta es: "El Multiverso Metavivo." Algunas teorías postulan que nuestro Universo es un ser vivo, más aún, el llamado Multiverso, al que pertenecería el nuestro, es una megaestructura de "universos vivos, con selección natural cosmológica y mutaciones, pero con una misma base de leyes físicas. A esto lo denomino el Multiverso Metavivo (MM) porque va más allá de la vida, entendida en su versión extendida. A su vez esos universos contienen estructuras "vivas", como las galaxias y las estrellas dentro de ellas. Serían casi como seres vivos porque nacen, crecen, mueren y se reproducen. O más allá de vivos. Podríamos decir que, como generadores de vida que son durante y tras su muerte, son entes "metavivos". Y digo casi, porque mueren antes de reproducirse, o esparcirse, para luego volver a nacer a partir de ese polvo estelar y las radiaciones emitidas por los agujeros oscuros en el vacío universal.

 

 

Así que esa propaganda que identifica a los agujeros negros con la destrucción y la muerte no tiene sentido. De hecho son generadores de nueva vida. Digamos que son unos grandes transformadores de energía; de vida y muerte y viceversa, quizá conectando universos en ese paisaje del Multiverso. Incluso algunos teóricos postulan que vivimos dentro de un agujero negro. Así cada agujero oscuro sería un universo. Nuestro Universo como parte de un Multiverso. Pudiera ser que todo fuera como un fractal. Según la definición de ser vivo, nuestro Universo podría serlo porque nace, crece, se reproduce y muere, por lo que tendría "vida". Sin embargo me decanto por un ente "metavivo" porque alberga seres vivos y quizá no haya nacido ni morirá nunca (claro que todo depende de la definición de nacimiento y muerte que se considere). No obstante todo está encajado y conectado. Entre esas estrellas también hay planetas con "un ciclo vital" similar. Y en ellos hay seres vivos que habitan, posiblemente, algunos (de momento sabemos solo de uno a ciencia cierta, La Tierra) aunque, recientemente se ha detectado el sistema llamado Trappist-1, donde hay 7 planetas parecidos a nuestro querido planeta, y tres con altas posibilidades de albergar vida.

 

También escribí sobre ello en esta misma revista, recientemente. Y esas especies vivientes están compuestas por trillones de células que están vivas también, tanto propias como el llamado microbioma, compuesto por bacterias ajenas, básicamente. Todo esto se asemeja a una colosal "estructura multifractal vital". Si seguimos haciendo un zoom hacia lo microscópico, nos encontramos que allá al fondo hay mucho espacio -como decía Richard Feynman- y existen unas partículas subatómicas que son eternas, teóricamente. Y si vamos más allá de la eternidad, nos topamos con la metavida de la energía, la cual ni se crea ni se destruye, solo se transforma, constituyendo un principio observable fundamental o estado natural elemental. Por ejemplo, el fotón, el cuanto de energía electromagnético, para nombrarlo con propiedad, con todos sus nombres y apellidos, tiene la facultad de la eternidad y la igualdad, aunque para ser revolucionario y francés le faltaría la libertad y la fraternidad. Solo se emite y se absorbe. Desde su perspectiva el espacio-tiempo no existe y su vida se limita a dar y recibir energía.

 

Despojada de toda alharaca eso es lo que es la vida, antes, durante y después del alumbramiento y la defunción divina. Ese fotónico "paseo por las estrellas" es una perenne transformación sin principio ni fin, donde no hay camino ni se hace camino al andar, solo es una ilusión de nuestro sistema inercial. Si rebobinamos más allá de lo cosmológico, nos espera el MM (Multiverso Metavivo) como un "supraente" que contiene y tiene vida propia, luego existe, existió y existirá por toda la eternidad, más allá de la longevidad de nuestro Universo en particular. En definitiva los nacimientos y las muertes son conceptos relativos. Así podríamos hablar de la "teoría de la relatividad de la vida", o de la "relatiVIDA", abreviando y haciendo un juego de palabras con conceptos físicos y biológicos.

 

 

Estamos hechos de la energía condensada en nebulosas a partir de polvo de estrellas, amalgamadas en galaxias, arracimadas en este Universo, alquimia del Multiverso, y todo esto comenzó con un simple beso de dos agujeros negros y termina en verso con la vida en un "multibeso". Recapitulando, el agujero oscuro no sabemos muy bien qué es, por eso es oscuro, igual que la materia y la energía oscura, como decía al principio. Ciertamente no es negro, por mor de la teórica "radiación de Hawking" y además tiene esa aura dorada que engalana el horizonte de sucesos desde donde se asoma la nada. Tampoco es un agujero en el espacio-tiempo. Sería más preciso comenzar a llamarlos "vacíos oscuros", "Dark Vacuums" (DV), ya que hay muchos tipos de vacíos. Estos malvadísimos "Darth Vaders" galácticos -de ahí la razón verdadera de sus siglas "DV"- son una fuerza de la Naturaleza a escalas cósmicas e, incluso, a las cómicas escalas subatómicas se producen debido a las fluctuaciones de la "midicloriana espuma cuántica". Esa perturbación en el vacío cuántico genera la llamada energía del punto cero.

 

Quizá sea ese acontecimiento energético el que crea, y a algunos les hace creer, en el punto del espacio y en el instante considerado -el constructo espacio-tiempo- más que en la intensidad de la fuerza. En realidad solo tiene sentido físico la energía contenida en ese mal llamado vacío, porque está repleto de partículas cuánticas virtuales que entran y salen de la existencia a cada momento. Los "Dark Vacuums" no son ni destructores de información ni "All Blacks" de energía según esta nueva teoría. Así que no se preocupen si les traga un agujero oscuro. Volverán de la oscuridad al Universo con tus partículas a colgar, y otra vez con el ciclo de la vida en sus estrellas explotando comenzará. P.D. Por cierto hay unas páginas del impresionante libro de Nick Lane “La cuestión vital” en el que se fusiona la biología, la vida y la Física fundamental (la mecánica cuántica en particular): "en el interior de las mitocondrias, dentro de las moléculas que forman las cadenas respiratorias, grupos de hierro-azufre se encuentran espaciados a distancias regulares de unos 14 angstroms o menos. Los electrones saltan de un grupo a otro por efecto túnel cuántico ya que cada grupo tiene una afinidad por el e- mayor que el anterior hasta que llega a su objetivo: el Oxígeno.

 

Este proceso de reducción-oxidación es la clave de la generación de la energía de los seres vivos, es la clave de la vida. La vida es “un electrón en busca de un sitio donde descansar”. Se podría concluir que "la vida es un electrón excitado en busca de un sitio donde descansar". Excitación y descanso, creo que algo así ya lo dijo Schopenhauer. Esto sí es poesía y cienciasofía de calidad.

 

MECÁNICA DE LA NATURALEZA

"