Mikel Oddo, el Giffer mallorquín

Mikel Oddo, el Giffer mallorquín

Mikel Elejondo Oddo es un fotógrafo, creador digital, escritor y editor asentado en Mallorca. Sus fuertes son la creación GIF (gif, flash-gif, gif-3d, cinemagraph…) y también realiza fotografía analógica y digital. Actualmente colabora con varias publicaciones y con la agencia de imagen Glasshouse Images (Motion images Come Alive Images) además de ejercer como fotógrafo freelance.

 

La fuerza que desprenden sus secuencias potencian la vertiente creativa de un soñador. El uso del GIF no deja de plasmar el arriesgado camino dentro del mundo de la creatividad que se encuentra en auge, debido a la importancia del marketing digital. En esos displays o ventanas emergentes y encabezados se sitúan muchas de estas historias contados en 1 segundo con un mesaje brutal y agradable para la vista de los potenciales clientes. Bendito Target.

 

 


¿Giffer se hace o se nace?

Supongo que en parte se nace pues te tiene que llamar la atención este formato hasta el punto de obsesionarte un  poco e investigar, luego si no puedes parar de hacerlos eres ya un creador gif.

 

 

 

¿Cuándo descubriste los GIF y cómo te fascinó?

Creo que allá por 2007 vi por casualidad algunos gifs secuenciales, no recuerdo sobre qué, pero me pareció que llenaba un hueco, un espacio puente entre la fotografía y el cine, algo que intuía que faltaba más bien. Y me puse a practicar con un software rudimentario pero muy intuitivo, Bennetton Gif Gear, no sé si sigue activo, e hice unos gifs bastante básicos pero que me animaron a seguir. Todo se veía y se hacía en pc, nada de smartphones, ni múltiples redes, likes y shares,  eran los tiempos de MySpace, y Facebook era todavía su sombra.

 

 


El formato GIF está de moda, lo usamos para dar contestaciones o en aplicaciones tipo Boomerang, pero realmente el proceso es muy artesanal. ¿Cómo se elabora un Gif?

Bueno, en realidad hay muchos tipos de gif, partiendo de que es una pequeña secuencia de imágenes en loop dentro de un archivo .gif, lo que utilizamos en las redes sociales, chats, y demás apps son pequeños trozos de películas, vídeo o animación clásica en repetición, dónde se aprecia una emoción o concepto, y se asocia a un #Hashtag o etiqueta, creando un neolenguaje gráfico, paralelo al escrito, qué nadie sabe hasta dónde llegará. Ese tipo de gif implica un editor de vídeo básico y poco más, tiene infinitas posibilidades en tanto en cuanto se apoya en recortes de la inmensa producción audiovisual existente.

 

 

Aplicaciones como boomerang son divertidas y sencillas para el público general pero, por lo general, no dan resultados interesantes desde un punto de vista artístico.

 

Los gifs de más calidad implican mayor esfuerzo: Idea, estudio de la producción, búsqueda de las opciones de realización, aplicación de la técnica fotográfica, postproducción, y edición digital. Aquí entraría el gif 3d, el cinemagraph, flash gif y algunos tipos de gif secuencial elaborados por completo.

 



El mercado de los GIF o el Cinematograph ha entrado de lleno en el mundo de la publicidad y cada vez son más las agencias que solicitan este formato. ¿Qué intentan transmitir los clientes con este concepto, cómo te comunicas con ello?

En el loop (repetición) de un gif de calidad, existe algo hipnótico, que linda entre el ritmo de la poesía, y el neón parpadeante en una carretera perdida, repitiendo un simple mensaje tipo "DRINK SODA". Las agencias publicitarias siempre buscan temas innovadores que sorprendan, además el formato gif es perfecto para internet, al ser digital y multimedia, sólo puede verse en una pantalla, pero tiene vida y admite música, video, voz...

 

 

El formato con más salida en publicidad actualmente es el cinemagraph, donde un área de la imagen está “congelada” y otra es un vídeo en repetición, lo que genera una dicotomía en nuestro cerebro, al encontrar algo intermedio entre la fotografía y el vídeo.

 


Háblanos un poco del formato de gif-3d

Es una técnica muy ciberpunk a mi modo de ver, a medio camino de la fotografía analógica y digital, ya que precisa de artefactos obsoletos de los años 80 (cámaras estereográficas de 3-4 objetivos descatalogadas, abandonadas en húmedos almacenes), tecnología de los años 30 del pasado siglo (carretes de 35 mm), una producción fotográfica híbrida que pueda conjuntar tecnologías nuevas y antiguas, y todo un proceso de postproducción digital con software de última generación tanto para la edición y mejora de los negativos escaneados, como de la animación gif. Se junta tecnología de dos siglos diferentes, con un lapso de casi 100 años entre ambas, para conformar algo innovador que no es ni fotografía ni vídeo, que congela el instante como sólo los mejores estudios de efectos especiales cinematográficos podría hacer.

 

 

 

Has utilizado el GIF en todo tipo de eventos, como por ejemplo en conciertos y bodas, ¿Cómo reacciona el protagonista cuando ve el resultado? y cuando sacas la cámara ¿Se acercan para pedirte que les retrates?

Los resultados gustan mucho, ya es un tipo de formato que tiene vida, da una perspectiva diferente, y se complementa con la fotografía clásica y el vídeo. Cada público es diferente, busca tal vez una perspectiva asociada a su concepto del evento.

 

En cuanto a las cámaras la gente ve algo diferente, pero muchas veces se imaginan que es una cámara analógica más. Con todas las cámaras analógicas lo que me pasa es que si hago fotos a niñ@s no pueden entender que no se pueda ver la foto inmediatamente en una pantallita, me miran como si les estuviera engañando, y les hubiera sacado una foto un mimo con una cámara imaginaria. La siguiente pregunta de los niños es conocida por cualquier autónomo: ¿Y cuándo estará? ¿Hay que esperar tantooo?...

 

 

 

¿Cuáles son tus influencias?

Mis influencias son múltiples: Literatura, música, cine, pintura, fotógrafos clásicos, nuevos autores… Creo que cualquier tipo de expresión artística puede resultarnos inspiradora y marcarnos lo suficiente como para influir en nuestra manera de trabajar.

 

Eres fotógrafo y escritor. ¿Cómo combinas estas dos facetas?

Pues resultan muy compatibles, se refuerzan la una a la otra, el relato escrito conforma imágenes en nuestra mente, la fotografía nos relata una situación, por lo que creo que conforman una continuidad circular. Por otra parte lo difícil es sacar tiempo para todo, es muy complejo mantener una producción de calidad por largo tiempo, lo que me obliga a alternarlas, y mientras trabajo en una de las dos, voy publicando material acumulado de la otra.

 

 

 

¿Recuerdas cuál fue tu primera cámara y cómo te introdujiste en este mundo?

Mi madre tenía una cámara réflex muy resultona, una Fujika de 35 mm, con la que yo jugaba pero sin saber, apenas tenía 5 años. Ella era una buena fotógrafa analógica, pero la era digital la desconectó de esa afición. Luego de niño tuve una cámara compacta de serie media, una Kónica, también de carrete pero no daba mucho juego. Cuando realmente empecé a hacer fotografías sin parar fue trabajando en ingeniería civil, para el control de obras hacía más de cien fotografías diarias con una cámara digital Sony, pequeña pero de buena calidad. A base de práctica fui mejorando aspectos técnicos, luego me fui interesando más por la parte artística. Ahí aparecieron los gif y empecé a ensayar de manera autodidacta. Hace unos años hice un curso en el CEF con Pato Conde como profesor, donde aprendí conceptos técnicos, y el manejo de ciertas herramientas fotográficas que hoy me son indispensables para lograr acabados profesionales.

 

 

Web

 

Tumblr

 

Instagram