Historia del Nobel contada por mujeres Premio de Literatura: 4 - Gabriela Mistral

Historia del Nobel contada por mujeres Premio de Literatura: 4 - Gabriela Mistral

Hubo que esperar diecisiete años, desde que en 1928 fuera reconocida Sigrid Undset como ganadora del Premio Nobel de Literatura, para volver a encontrar a una mujer en el lugar de honor de tan honroso galardón. 

 

Gabriela Mistral es el seudónimo bajo el que publica Lucila de María del Perpetuo Socorro de Godoy Alcayaga. Poetisa, diplomática y pedagoga, ganó el Premio Nobel de Literatura en 1945 convirtiéndose en la primera mujer iberoamericana en obtenerlo.

 

Nació fruto del matrimonio entre un profesor y una madre de ascendencia vasca en Vicuña, pero pidió ser enterrada en Montegrande "su amado pueblo" como ella lo definía, donde pasó parte de su infancia. Su padre abandona el hogar siendo ella apenas una niña, contaba tan sólo tres años de edad, siempre le quiso y también lo defendió, contaba en unos versos que fue él quién despertó su pasión poética.

 

 

En 1904 comenzó a trabajar como profesora ayudante en una escuela al mismo tiempo que colaboraba en un diario de aquel entonces. No pudo estudiar para maestra por no tener ingresos suficientes para hacerlo, por lo que ejercía de ayudante, hasta que sus conocimientos fueron convalidados pudiendo ser así maestra titular.

 

Su valía profesional quedó demostrada cuando el Gobierno de México la contrata para sentar las bases del nuevo sistema de educación, modelo que que sigue vigente en esencia, sólo se han realizado algunas reformas para actualizarlo.

 

En 1914 obtiene el primer premio en un concurso literario co. Sus 'Sonetos de la muerte', bajo el seudónimo de Gabriela Mistral; desde entonces publicará toda su obra bajo este sobrenombre.

 

 

Fue inspectora en el Liceo de Señoritas de La Serena, y visitó como educadora Mexico, Estados Unidos y Europa, además de haber estado invitada como profesora en las universidades de Barnard y Middlebury. Vivió en distintas ciudades dirigiendo Liceos femeninos, durante su estancia en Araucania conoce a Neftalí Reyes, conocido posteriormente como Pablo Neruda.

 

En 1922 se publica en Nueva York la que es considerada su primera obra maestra 'Desolación', la gran mayoría de los poemas habían sido escritos diez años atrás. Se traslada a México ese mismo año invitada por el entonces Ministro de Educación, allí permanece dos años trabajando con los intelectuales hispanohablantes de la época.

 

En 1923 se inaugura su estatua en este país y se publica su libro 'Lectura de Mujeres', mientras que en su Chile natal sale a la venta la segunda edición de 'Desolación', en España se publica como antología bajo el título 'Las mejores poesías'.

 

 

Tras varios años por Estados Unidos y Europa regresa a Chile, pero la tensa situación política la obliga a marcharse de nuevo a Europa, esta vez como secretaria de una de las secciones de la Liga de Naciones. En 1924 publica en Madrid 'Ternura' donde renueva géneros tradicionales de la poesía infantil, y en 1929 dedica la primera parte de su libro 'Tala' a su madre, tras el fallecimiento de esta. A partir de 1933 y durante veinte años ejerce como cónsul de su país en ciudades de Europa y Estados Unidos.

 

 

En 1945 es distinguida con el Premio Nobel de Literatura sobre todo por su obra lírica inspirada en poderosas emociones. A finales de ese mismo año regresa de nuevo a Estados Unidos, esta vez como cónsul en Los Ángeles, con el dinero ganado al recibir el premio compra una casa en Santa Bárbara donde escribe 'Lagar I', en él se aprecia la huella de la II Guerra Mundial.

 

En 1946 conoce a Doris Dana, escritora americana, con quién mantuvo una polémica relación, de hecho, no se separó de ella hasta su muerte. Junto a ella crió y cuidó a Yin Yin, joven que se suicidó a los dieciocho años, la documentación oficial decía que era su sobrino, pero en sus últimos días, le confesó a Doris que en realidad era su hijo.

 

 

En 1953 es nombrada cónsul en Nueva York, cargo que solicitó para poder estar junto a Doris Dana. La correspondencia entre ellas revela una relación interpretada por muchos de homosexual, Dana lo negó hasta su muerte. En 1954 es recibida con honores en Chile por el Presidente Ibañez y se la honró con el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Chile.

 

A su regreso a Estados Unidos se instala en la mansión familiar de Doris Dana en Long Island. Así Doris comienza un minucioso registro de cada conversación y acumuló más de doscientas cincuenta cartas que constituyeron un gran legado, donado posteriormente por una sobrina suya en 2006, antes de su muerte.

 

Gabriela enferma de corazón y diabética fallece en 1957 debido a un cáncer de páncreas.

 

 

Enlaces de interes sobre la redactora:

 

Ariam en su blog: El Blog de Nadia

 

Facebook: Ariam Moa

 

Twitter: Ariam MoA