Red Alimenta: Personas que colaboran con Personas

18/04/2018

Red Alimenta: Personas que colaboran con Personas
/
/
/
Red Alimenta: Personas que colaboran con Personas

Lucía es ayudante de cocina en el Hospital General y le faltan 10 minutos para terminar su jornada. Antes de ir a cambiarse para coger el autobús, tiene que llevar a los contenedores toda la comida que ha sobrado del día. Son muchos kilos los que tira... demasiados. Es comida aprovechable que ha pasado por todos los controles de calidad y que sólo los cocineros han tocado. Cada día salen de las ollas de la cocina en perfecto estado para finalmente ir a parar a los contenedores del centro hospitalario. Desde que Lucía empezó su trabajo de ayudante de cocina no se llega a acostumbrar al regusto amargo que le provoca ir a los contenedores al final de su turno para tirar tantos kilos de alimentos que mucha gente podría aprovechar, pero no le queda otra, son órdenes directas que vienen desde arriba.

 

Solo en España entre empresas de catering, colegios, supermercados, hospitales, establecimientos de comida preparada, universidades, hoteles, restaurantes, mercados, panaderías y otros muchos negocios que manipulan alimentos se despilfarran 7,7 millones de toneladas de comida anuales. Si nos vamos a las cifras en todo el planeta, se calcula que entre un 30% y un 50% de los alimentos producidos nunca llegan a ser consumidos. La cantidad es escandalosa, tanto es así, que en un año de buena gestión se podría eliminar el hambre de todo el planeta. Pero las órdenes vienen de arriba.

 

En este artículo no queremos torturarles y no vamos a profundizar del impacto ambiental que supone esta cadena de catastróficas decisiones, de las que en mayor o menor medida todos somos en parte responsables. Hoy venimos a hablarles de como intentar solucionarlo, pues es bien sabido que las cosas grandes empiezan por pequeñas acciones.

 

FRANCIA VS SUPERMERCADOS... JAQUE MATE

 

En el año 2016 y en una acción popular de recogida de firmas conducida por ex ministro de agricultura Guillaume Garot, Francia puso la primera piedra en la lucha para frenar el despilfarro alimentario dando pie a una normativa que obligó a los supermercados de más de 400 metros cuadrados a donar la comida que descartaban para destinarla a bancos de alimentos, alimentación animal o abonos.

 

En una jugada maestra, la ministra Ségolène Royale no tardó en poner contra las cuerdas a este sector, amenazando con publicar el nombre de las cadenas de supermercados que no se comprometieran a sumarse a esta iniciativa popular “no creo que negarse les de muy buena publicidad” comentó a la prensa. El efecto fue inmediato, y es que esta ministra gala no necesita comprar masters para dar ejemplo de lo que es hacer política responsable. A día de hoy en Francia quien no cumpla esta normativa puede encontrarse con su establecimiento cerrado, incluso se pueden aplicar penas de cárcel a los responsables que no acaten esta nueva normativa.

 

Aquí en España las grandes empresas de alimentación, al tener constancia de esta iniciativa, optaron por mirar en todas direcciones menos en la correcta. A tenor de la noticia, el diario el País puso en marcha una encuesta a todas las cadenas de supermercados que operan en España y llegó a la siguiente conclusión.

 

La mayoría de los supermercados de nuestro país que no han querido comunicar cómo gestionan sus sobras, y es porque no tienen protocolo. Este diario ha invitado a cuatro de las marcas que respondieron a enseñar la conversión de sus deshechos en alimento de animales, compost o bio gas: entre Mercadona, DIA, Eroski y Lidl. Solo una cadena germana que opera en nuestro país como es Lidl, ha accedido a mostrar su sistema de reciclaje, porque el protocolo a seguir viene marcado desde Alemania”.

 

Es un hecho que de seguir así, produciendo y desechando, no vamos a tardar en terminar con los recursos disponibles en el planeta, pero, ¿podemos parar o al menos minimizar el impacto? ¿cómo se puede lograr cambiar estos patrones de conducta?

 

 

RED ALIMENTA

 

Cuando ya dábamos todo por perdido, nos encontramos con un movimiento de voluntarios en la ciudad de Toledo llamada Red Alimenta. Las principales responsables e impulsoras de esta iniciativa son María Martín y Gloria Calvo, que hace tres años crearon en esta ciudad, Red Alimenta. Una iniciativa totalmente autogestionada que se dedica a poner en contacto a entidades privadas o públicas, para mediar a través de voluntarios, a ayudar a personas que tienen problemas para conseguir alimentos.

 

La idea consiste en recuperar comida en diversos centros, que tras haber pasado todas las condiciones sanitarias y controles de calidad, generan excedentes que son desechados. Son los mismos responsables de las cocinas los que se encargan de guardarla en tuppers que esta asociación proporciona a sus voluntarios, y éstos, la transportan en bolsas térmicas a los hogares de quien los pueda necesitar. El reparto se distribuye por barrios y cada voluntario trabaja una hora a la semana en el suyo, ayudando a sus vecinos y creando una red que abarca toda la ciudad.

 

Esta idea nos pareció tan noble como sorprendente. Empezamos a tirar del hilo y descubrimos que en algunas ciudades del país, hay organizaciones similares que se dedican mediante voluntariado a ayudar a personas que padecen el mismo problema, Nosotros, no pudimos esperar para entrevistar a las creadoras de esta modesta asociación que cada vez se hace más grande y contactamos con una de sus responsables, María, para tomar un café y que nos explicara en que consiste este proyecto.

 

Hola María,  ¿nos podrías comentar dónde y cuando conocistes esta iniciativa y que te impulsó a traerla a Toledo?

 

Fue el verano del 2015, con ocasión de un viaje a Lisboa, conocimos a gente que eran voluntarios de un movimiento llamado Refood, nos explicaron en qué consistía y nos pareció una iniciativa increíble pues combinaba el hecho de evitar el desperdicio de alimento a la vez que ponía en contacto a vecinos entre sí, fomentando muchas relaciones colaborativas.

 

¿Fue complicado el proceso para configurar Red Alimenta?

 

La verdad es que costó arrancar porque no teníamos claros los pasos a seguir, pero gracias a que Toledo es una ciudad pequeña y que tenemos mucha gente dispuesta a echar una mano, conseguimos crear la asociación, registrarla, hacer un proyecto, que nos lo aprobaran por sanidad alimentaria, empezar con algunos voluntarios... en fin, poco a poco empezamos a rodar.

 

¿Algún estamento u organismo coopera con vosotros para sufragar los gastos de vuestra infraestructura?

 

No. Somos una asociación pequeña que no genera excesivos gastos. Nos financiamos únicamente con las cuotas de los socios que utilizamos para comprar los tuppers, las mochilas, fotocopias y los seguros que hemos suscrito para la asociación y para los voluntarios.

 

A través de vuestra iniciativa, ¿qué tipo de relación se establece entre los voluntarios y los receptores de alimentos? ¿va mas allá del reparto de comida?

 

En algunos casos sí, y este hecho nos enorgullece puesto que si bien nuestro primer objetivo era que no se tirara comida, también consistía en generar una red vecinal, en poner en contacto a personas que en otras circunstancias hubiera sido complicado que se conocieran, y ha sido todo un éxito. Nuestros voluntarios se preocupan realmente por los beneficiarios y no dudan en cambiar turnos si hace falta para que se lleve a cabo la entrega de comida. Por otro lado muchos de nuestros voluntarios son a su vez beneficiarios por lo que la red se retroalimenta. Es un movimiento de personas que colaboran con personas integrándolas a todas ellas al mismo nivel. No se trata de ayudar por ayudar, se trata de integrar y generar una conciencia social sostenible y colaborativa entre vecinos que conviven en una misma ciudad.

 

El concepto de, "ayudar a alguien sin recibir nada a cambio", tiene varios nombres como filantropía, caridad o solidaridad, ¿con cuál de ellos te quedas?

 

En realidad no nos quedamos con ninguno de estos términos. Si por filantropía entendemos una ayuda desinteresada a los demás, no creo que estemos ante un movimiento filantrópico porque, si bien es una asociación sin ánimo de lucro, nos mueve un interés que nos concierne a todos: la búsqueda de un modelo de consumo más sostenible, donde no se tire la comida que se encuentra en perfectas condiciones, mientras que se sigue generando más y más comida con el impacto medioambiental que ello genera. Así como la búsqueda de un modelo social donde todos colaboremos en mitigar las desigualdades sociales que, en la mayoría de los casos, son estructurales y que sin la visualización y movilización por parte de todos, es muy difícil de alterar.

 

Con una red ciudadana que arropa a personas en momentos de dificultad, lo que hacemos es empoderarnos entre todos y concienciarnos de que no estamos solos, que una ciudad ha de ser un lugar de encuentro y de colaboración mutua, y que todos somos vecinos de una comunidad con nuestras fortalezas y nuestras debilidades.

 

Por las razones expuestas tampoco nos gusta hablar exclusivamente de solidaridad y mucho menos de caridad, ya que se trata de una cuestión de derechos, no de favores.

 

Sabemos que en varias Comunidades del país se están llevando a cabo proyectos similares al vuestro, ¿tenéis contacto entre vosotros?

 

Sí, hemos hecho pequeños acercamientos con movimientos locales similares, pero tenemos pendiente ponernos en contacto con otros porque creemos que entre todos podemos hacernos más fuertes y nutrirnos con nuevas ideas que nos hagan avanzar.

 

¿A qué velocidad evoluciona vuestra red y con que recursos contáis para dar a conocer vuestra labor a mas personas?

 

Vamos despacio porque desde el principio teníamos claro que no queríamos comprometernos con más familias de las que podíamos abarcar. Por lo que vamos poco a poco. Nos damos a conocer a través de presentaciones que hacemos en distintos lugares como librerías, bibliotecas, universidades, institutos... allá donde nos dejen una sala para mostrarles nuestro proyecto y que la gente se anime a unirse, ya sea como socio, como voluntario o como colaborador.

 

¿Crees que lo que en un principio pueda parecer una utopía el concepto de ayudarnos entre todos, puede convertirse en una realidad o todavía no estamos concienciados para esto?

 

Creemos que esto ya está ocurriendo, no es una utopía. Estamos convencidos de que la gente está deseando poner su granito de arena en los cambios que nos afectan a todos, sin embargo, estamos imbuidos en nuestras rutinas y vidas aceleradas que en muchas ocasiones no nos permiten parar y pensar... Red Alimenta ofrece la oportunidad de formar parte de algo que genera cambio con un esfuerzo relativamente pequeño, fácil de integrar en tu vida: hacer un voluntariado de una hora a la semana un día a la semana.

 

A pesar de la cantidad de alimento que distribuís a quien lo necesita ¿se sigue tirando a la basura mucha comida en nuestra ciudad?

 

El último año hemos logrado que no se tiren más de 1000 kg de alimento y sin embargo, es una mínima parte de lo que se tira en nuestra ciudad. Creemos que si bien nuestra labor es necesaria en términos de concienciación y red social, lo cierto es que para que realmente se diera un gran impacto en términos medioambientales, debería existir una gran infraestructura de recuperación de comida, con suficientes medios (transportes adecuados, locales, cámaras frigoríficas...), pero para ello deberían existir verdaderas políticas públicas encaminadas a estos fines, como parece que comienza a ocurrir en otras áreas como la del reciclaje etc...

 

Gracias por tu tiempo María, ha sido un placer hablar contigo. Antes de terminar quisiéramos hacerte una última pregunta; ¿podrías decirnos qué pasos hay que dar para ser voluntario en Red Alimenta y qué consejo le darías a nuestros lectores si deciden iniciar un proyecto como el vuestro en su propia comunidad?

 

Para ser voluntario de Red Alimenta debes residir en Toledo y reservarnos una hora de tu tiempo a la semana para hacer el voluntariado. Para ello debe en ponerse en contacto con nosotros a través del correo electrónico [email protected] En breve tendremos también página web que se encuentra a punto de ser publicada www.redalimenta.org. Igualmente si algún lector quisiera llevar a cabo un proyecto similar en su ciudad (como ya nos ha ocurrido en otras ocasiones) no tiene más que escribir a nuestra dirección de correo electrónico y ponerse en contacto con nosotros porque tenemos los modelos de instrucciones para crear proyectos similares en otras ciudades.

 

Bueno, pues aquí concluimos nuestro artículo de hoy. Mientras nos despedimos de María nos viene a la cabeza una cita del escritor más destacado de la era Victoriana y creador de la primera novela social de la historia de la literatura, Oliver Twist, ¿lo recuerdan?... contaba la historia de un niño criado en un orfanato que fue tachado de problemático por pedir a su director que les pusiera a todos un poco más de comida...

 

Nadie que haya aliviado el peso de sus semejantes habrá fracasado en este mundo

 

(Charles Dickens)

 

Contacto:

[email protected]

WEB

FACEBOOK

Vídeo 1

Programa de TVE Emprende (minuto 36:22)

"

"

"

Kita Senecal
Kita Senecal

Artículos recomendados

Mar Cuesta, la hondera mallorquina

El erotismo pausado de Héctor Margaritas

LOS AMAZONAS. Tiramisús y puñetazos

Amadeo Orellana. Levantando la piel

WEBs recomendadas