Rimas, guitarras y puños en alto. 10 Bandas más allá de la canción protesta (PARTE 4)

Rimas, guitarras y puños en alto. 10 Bandas más allá de la canción protesta (PARTE 4)

DEF CON DOS

Me tapo los ojos, me tapo las orejas,

ciego y sordo pero nunca callado

viviré muy a gusto insonorizado

 

Únete a la disidencia, piensa y que no te cojan

 

Empezaron a finales de los 80’s haciendo rap, siendo una de las primeras bandas en hacerlo en el estado español y en la lengua de Cervantes. Después de sus 3 primeros asaltos discográficos, su estilo fue evolucionando hasta llegar a una explosiva mezcla de rock, punk y metal sin abandonar el estilo y rimas del hip hop en las voces. En los 90’s participaron en las bandas sonoras de “Acción Mutante” (1993) y “El día de la bestia” (1995), primeros filmes de Álex de la Iglesia, lo que unido a la publicación del álbum “Alzheimer”, les permitió dar un salto de popularidad. Su evolución les había llevado a un estilo más cuajado y una instrumentación más elaborada y, a partir de aquí, empezaron a patear escenarios y difundir sus ideas, denuncia y buen humor donde fueran invitados, llegando a ser la primera banda española en actuar en el Warped Tour.

Las letras de Def Con Dos (abreviado DCD) son seguramente las más ingeniosas de cuanta banda se haya dedicado nunca a hacer crítica social en el estado español. Su punto de mira se centra en cualquier hecho punible de nuestro “mundo chungo”: corrupción, represión policial, violencia machista, manipulación de los medios de comunicación, pero sobretodo, y muy especialmente, la estupidez humana. La “ultra mememez” les sirvió para bautizar uno de sus mejores temas (y discos) en el lejano 1996 y en 2013 se dejaron de sutilezas y bautizaron un álbum con el fino título “España es idiota”. “Insonorizados” frente a la idiotización de la sociedad y los medios, en algunos temas también se han puesto serios y directos, pero siempre lo han hecho utilizando un vocabulario rico que han sabido combinar a la perfección con la jerga callejera. En 1998 por ejemplo, no era muy frecuente escuchar la palabra troika, pero ellos ya nos recordaban que las políticas europeas miraban sólo para los intereses de unos pocos en el tema “Somos enormes”, donde cantaban “con buenos modales y malas maneras te da la patada la troika europea”.

Sea como sea, no se pueden entender las letras del grupo sin su componente principal: la ironía. Espíritu crítico, invitación al pensamiento libre y altas dosis de cultura pop (o directamente “freakismo” procedente del mundo de los cómics, videojuegos y el cine) han conformado el particular universo de la banda, que se ha acabado de definir con las altas proporciones de ironía y sátira que empapan sus canciones.

 

Retirados en el año 2000 sintieron la necesidad de regresar después de 4 años de inactividad, con el objetivo de mantener despierta a una sociedad que salía de duros años de política de derechas y que estaba muy tocada anímicamente por los atentados del 11-M en Madrid. A partir de allí, han seguido hasta hoy, y con la friolera de 14 discos editados (entre álbumes de estudio, directos, recopilaciones y tributos), siguen con su incisiva guerra contra el aborregamiento global.

 

En los últimos tiempos la banda se ha visto afectada por el acoso judicial a su cara más visible, César Strawberry, que está citado a declarar debido a unos mensajes difundidos a través de Twitter que parecen haber molestado a determinados sectores conservadores. Strawberry ha manifestado sin tapujos que considera este hecho una persecución a la libertad de expresión y de pensamiento de la disidencia política, y que obedece a una estrategia global de atemorizar a los que pueden tener ideas distintas a las de algunas élites de poder.

A pesar de esto, sabemos que, como dicen ellos, “nada en el mundo les podrá detener”, así que esperemos que sigan siempre alerta y removiendo consciencias en unos tiempos donde son más necesarios que nunca.

 

Álbum recomendado: “De poca madre” (1998)

 

 

"