Xiscalina Yular se sale de su cuerpo

Xiscalina Yular se sale de su cuerpo

A Xiscalina hay que disfrutarla cada vez que sale a la palestra en sus infinitas huídas suspensivas. Si no la pillas te pierdes a una de las artistas más singulares de las Islas. El año pasado tuvimos la suerte de entrevistarla con sesión de foto y vídeo esperpéntica y a galope del tiempo corrido que se nos iba. Lo que compartimos con ella no fue solo hablar sobre su extensa e hiperactiva obra, sino que descubrimos unas alargadas melenas que poseían el don de la raiz y los líquenes reponedores de energía y autoestima. Con ella a tu lado es imposible caer en depresión, tal vez puedas dejarte llevar por su anatomía convexa o su multiculturalismo impreso en una labia que no es de este mundo, que no es de este ruido silencioso del que nos hablaba. Es estruendo y no vacila en llevar acabo performances que involucran al espectador en la medida que comparte protagonismo y guateque. 

 

 

Esta vez nos prepara para la noche del 14 de octubre una sorpresa dentro del TASTART 2017 que se celebrará en el Auditorio de Porreres. Nos envía una nota invitándonos a que la acompañemos en esa noche tan especial.

 

En esta instalación-performance el Auditorio se transforma en un templo ficticio desligado de toda religión establecida. El propósito es tantear nuevas dimensiones en el arte actual y crear una conexión entre los asistentes y aquellas almas que ya no están, invitándoles a dejar un mensaje de aquello que les gustaría decir ofreciendo un puente para la comunicación. La atmósfera estará enfantizada con la música de XY, que improvisará según la energía del momento.

 

CosAbSent o Out Of Body proclama la espiritualidad más allá de las religiones y la abstracción por encima de la superficialidad. De este modo, se critican los conflictos actuales que rompen los valores más profundos del humanismo, fomentando consciencia y sensibilización. Se trata de un espacio sagrado, por lo que se ruega silencio y total respeto.

 

El cuerpo se transforma y caduca, el alma permanece en la memoria.

El cuerpo no está, pero el ser sí, materializado de una manera u otra.

 

 

No obstante la novedad de la propuesta, la artista sigue la línea de dos de sus proyectos: Infinito-D, basado en ampliar el 4D del arte a nuevas dimensioones mediante experiencias extrasensoriales y We Are What We Wear, en el que realza la relevancia de la ropa, la cual por si sola nos refleja e identifica. Así, se remarca aquí la profundización cognitiva, la potenciación de los sentidos y la importancia de los recuerdos materiales, impregnados de esencias, para la perdurabilidad del ser.

 

Falta de cuerpo no significa falta de existencia

  

 

"

"

"